sábado, octubre 01, 2005

¿Discriminación visual?

Regreso a la actividad del blog… no por la falta de temas, sino mas bien por la falta de tiempo. Demás esta contarles que tengo planeado darle una nueva cara al blog, en cuanto rompa los relojes de casa lo haré.
En fin comienzo con mi post.

La “adicción” que tengo a cierta revista supuestamente solo para hombres, ha servido para acentuar mi creencia en que vivimos en una sociedad mojigata. Deben ver la cara de las cajeras del supermercado, o de la papelería, cuando me acerco a pagar la revistilla. Si alguna vez me han visto con cara de pervertido sexual, esas han sido las ocasiones.

Peor cara me ponen, cuando saco la publicación en el bus. Existen señores que me miran como la encarnación del mismo Satanás y siento su molestia, cuando saco una “revista” de esas en el bus —les jode mi revista y a mi me jode su extra, así que estamos a mano—. Dentro de este punto incluyo a la mayoría de mujeres que viaja en aquella cajita mágica de la cultura popular ecuatoriana o también conocido como bus, así que imagínenme en medio de un bus repleto de gente, donde el 75% de mira con cara de morboso y el 50% va con el extra bajo el brazo… ¿Yo morboso? Sí, lo acepto.
¿Y su morbo al comprar el extra?¿Hay más morbo en mi revista o en su diario, que no trae obituarios pero si muertos?... la respuesta a esta pregunta se las dejo a ustedes.

Existe también el restante y divertido 25% del bus, su cara al verme es la de la envidia, uno que otro maldice y pienso que eso debe ser porque la suscripción a la revista caducó.
Estas personas fijan su cara en la revista para ver a la modelo del mes, ver aunque sea un poquito… ¿una teta tal vez? ¿un pedazo de nalga? Creo que es el mismo cuadro de colegio, cuando se intenta copiar de la hoja de respuestas del compañero de adelante.
Dentro de este 25% están incluidas —por suerte— una que otra chica, mismas que con mayor habilidad que los hombres son las que más miran, actitud que me divierte mucho.
Una tarde ocurrió algo diferente, la chica que se sentó a mi lado tenía una curiosidad desbordante, y yo tenía la revista, en la sección editorial, así que su curiosidad por ver a la chica desnuda o “llucha” crecía. Luego de unos 15 minutos de tortura para ella y de divertida lectura para mí, llegamos a las páginas en los que el color piel aumenta bastante.

Mi reacción: “¿Bien la tipa, pero que parte será photoshop?” “lindo decorado” “cuanto les pagarán a los directores de arte” “sería divertido hacer escenografías para fotos como éstas” “lindas chichis —tetas, senos, bubis, y los muchas otros sinónimos que nos enseñaron papi y mami para aquella divertida palabra—“

La reacción de la chica de al lado fue la de cierto enojo, un enojo con tintes de pena… mientras yo me preguntaba viendo la fea mueca en su cara: ¿Qué carajo tienen las fotos que le hicieron tomar esa actitud? —las fotos están bien tomadas— me dije.
Ella bajó del bus, encontré la respuesta —supongo—, la chica en cuestión, osea mi compañera de viaje, era gorda, del tipo de gordura que no entra dentro de la tendencia de belleza actual.
Mi sentimiento luego de aquel día es esta crítica a la falta de posibilidades de escoger nuestros propios cánones de belleza. Nos están metiendo por los ojos, directo al cerebro, la idea del hombre y la mujer perfecta, sus medidas, su color de piel, su estatura y demás atributos… cosa que me parece muy molesta.
Estoy en contra del uso del cuerpo femenino para vender. El cuerpo humano es arte, el de los hombres y el de las mujeres… —claro el de las chicas más… jejeje—.

Me encontré a una chica parecida el otro día en la calle y algo que me molestó fue que muchos de los “ciudadanos” de Quito no la vean con ojos de lujuria, no la desvistan con la mirada, no la hagan la actriz de sus sueños, aunque se mueran de ganas. Y sé que se mueren de ganas gracias al colega Navegante, cuando me contaba algo de su teoría de las formas estéticas del Ecuador. “Aquí nos gustan los ponditos”—me dijo en aquel taller.
Y creo en aquellas palabras. Así que desde hoy:
• Veré a Botero con otros ojos, seguiré criticando su técnica, pero felicitaré su estética
• Esperaré a que la revista traiga en sus páginas a alguna modelito más llena.
• Empezaré en una campaña en que los flacos como yo seamos los futuros iconos de la belleza
• Abandonaré totalmente la idea del físico culturismo —mentira nunca la tuve—
• Y admiraré a las gorditas, aunque me gusten las flacas…

Espero no haber ofendido a nadie, y no parecer machista con mis comentarios —no lo soy— y como siempre, esperaré sus comentarios…

3 comentarios:

Mashu dijo...

Bueno, me sostengo... aquí nos gustan los ponditos. Personalmente siempre he sido muuuuy democrático. No hago distinción de raza, religión, clase social, ideal político... y menos de peso, o tendencia estética!. Estoy convencido de que más allá del físico, hay mujeres que tienen magia. Y si la tiene, saben como sacarle provecho a su cuerpo, ser sensuales. De todas maneras mi teoría de la estética de la abundancia se mantiene, es un asunto de memoria genética.

Termino con un frase (un poco vulgar, pero interesante): un hombre debe tener dos mujeres, una flaquita para presumir y una gordita para gozar!

Saludos desde el mar.

El cuenta cuentos dijo...

a ver compañero...puntos sobre las íes...mira; contrario a lo que se pueda decir de la boca y de la panza para fuera, y pese que a lo que sale de mi boca siempre trae algo de veneno, voy a abrirla por respeto al ser humano maravilloso e hijo de la triple serpiente puta que se llama hombre (ojo:hombre, no humano). Muy bonita la retórica que te me mandas, es más tus últimos escritos están más maduros que los primeros, lo cual me llena de ese sentimiento que se llama envidia...pero, no me parece tan cierto la actitud próxima a tomarse, a mi también me molestan muchas cosas dentro de la explotación al cuerpo femenino "perfecto", pero por Dios santo hijo mío, a ti no se te va la baba por una mamacita??...ya basata de mentiras...el próximo cuento será para ti y tuyo... me encanta tu crítica...no dejes de escribir que mientras sigas provocando recciones en los lectores todo estará bien..

Anónimo dijo...

This is very interesting site... » » »