jueves, octubre 06, 2005

Crónicas de un día histórico… —que espero que no llegue—Introducción

Es cierto, el fútbol es la pasión de multitudes, y es el doble de cierto que a la mayoría de los ecuatorianos nos encanta el fútbol.
En mi caso, tengo al equipo de mis amores, al cual lo voy a ver, salto con sus alegrías y sus triunfos y sufro en ciertas ocasiones. En este ultimo tiempo he sufrido más ya que las alegrías has sido pocas, pero eso es harina de otro costal este momento.

Lo que viene a continuación, es una crónica acerca de cómo el sentimiento y el gusto por el fútbol cambian, cuando juega la “gloriosa” selección del Ecuador o también llamada la “Tri”.
Un partido con la selección cambia los conceptos básicos de ir al estadio, ya no es ir a divertirse con los mismos amigos de siempre para ver el partido, ya no es ir a ver al equipo de los amores.
En este caso específico es ir a que “me vean “camino al estadio, gastarse medio sueldo en la entrada revendida, para poder gritar con orgullo: “yo fui al futbol el sábado y me pegué una borrachera hasta el lunes” o cosas por el estilo o peor aún “ que buenas nenas que vi en el futbol”.
Existen claro los buenos hinchas de la “tri” que han ido a todos los partidos, ahorran para ir a para ir a otros países y de paso hacer turismo, espero entonces, hecha esta aclaración los buenos hinchas no se peguen contra mí.
Se ha hablado mucho acerca de la selección estos días, del partido, de los uruguayos, de los jugadores, del césped, de las entradas falsetas, incluso han abordado temas psico-sociales tales como “la mejora el estado de ánimo en el país si la selección triunfa”, pero todo esto es demasiada importancia a un solo hecho deportivo, el futbol ha consumido a otras actividades del país, este último comentario lo ilustro con las palabras de un vendedor de periódicos: “no importa si hay apagones desde el 13, con que gane la selección estamos felices…”.
No sé hasta que punto va a llegar esta crónica diaria hasta el dichoso partido, solamente espero no ganarme insultos como los que hemos gritado en las generales en contra de los “pajaritos vestidos de negro” —como diría el buen Hugo Idrovo— o del arbitro hijueputa que es como por lo general los llamo.
No metamos a mi madre en esto… y comencemos…

Nota: Las crónicas serán escritas el día siguiente a la fecha en cuestión, quiero con esta medida intentar ser un poco mas objetivo en mis apreciaciones.

3 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
lolita dijo...

pues espero con ansias leer esas crónicas... no me gusta el fútbol, y una sola vez fui al estadio, pero me parece sumamente divertido todo el espectáculo que se forma alrededor de él

Anónimo dijo...

Best regards from NY! » »