martes, febrero 12, 2008

De valetines y extras

Por motivos que no vienen al cado, estaba conversando con Horacio (también conocido como Dorian) sobre la necesidad de tener un lenguaje rico y no llegar al monosilabismo. Así que les pego un trozo de una de esas conversaciones que se transforma y llega a ser un mensaje de San Valentín.

pastv says:
la cosa es que cada vez se va complicando el lenguaje, lo joden así que para este punto paso yo prefiero usar emoticones.

Horacio Oliveira says:
jajaja
Horacio Oliveira says:
¿qué terrible no? extraño las épocas de las cartas a mano, ahí se veía la buena intencion, ahora dibuja un emoticonf en una carta
pastv says:
jajaja! Aquellas cartas a mano dejadas debajo de la puerta de las niñas que te gustaban
Horacio Oliveira says:
siiiiiii, la compra de las esquelitas de la preadolescencia, ese trámite de ver la más bonita, pero no la más cursi

pastv says:
¡¡¡ehhhhh!!! por ahí va la cosa.
Lo más cercano que tenias al emoticon era el sticker no se si te acuerdes de esa tarjeta plástica con snoppy. Esa cosa era la mínima expresión para decir algo

Horacio Oliveira says:
¿cierto no? era lo mejor, el detalle de dibujar algo o escribir algo tuyo (porque los detalles hechos por uno mismo eran lo que más les llegaba al corazón, aunque en realidad era porque éramos chiros)
Horacio Oliveira says:
jaja

pastv says:
Cruda realidad para comprar una tarjeta tenias que bajar de hamburguesa a sánduche de mortadela unos dos o tres días en el bar del colegio

Horacio Oliveira says:

así es, ahora envías por "tarjetas gusanito" y se perdió la magia del sacrificio

pastv says:
ya no pierdes horas impunemente en el lugar de cursilerias, peluches y demás

Horacio Oliveira says:
era agradable respirar el olorcito de los perfumes baratos que les echaban a los peluchitos

pastv says:
el de las esquelas era horroroso, parecía que todas olían a la chica fresita de los taxis

Horacio Oliveira says:
siiii, era espantoso, pero el folklor de pasear por ahí como si fuera un centro comercial de cinco por cinco metros era incomparable

pastv says:
jajaja. En un lugar, creo que incluso tenian el separe su peluche y pague como pueda

Horacio Oliveira says:
jajajajaajajajaja, que cague, no puéde ser

pastv says:
asi que la señora se hacia de la plata de las "colaciones" de los pobres adolescentes enamorados de musas imposibles

Horacio Oliveira says:
explotaban el blando corazón de un púber enamorado

pastv says:

y bien que era blando el corazon, pero imagínate que te tocaba ahorrar para un sticker como dos días, ahora creo que mandas un mensaje de perdón resumido en 150 caracteres porque no tienes más saldo

Horacio Oliveira says:
jajaja, que barta loco, ahora entiendo porqué mi nena de 19 se fijó en mí jajaja

pastv says:
jajajaja ¿por mandar dos mensajes en lugar de uno?

Horacio Oliveira says:
porque le gustan los de la vieja escuela
Horacio Oliveira says:
o sea todos los de su edad son de la era electrónica y ella es anti tecnología, le gustan las cartas a mano y los peluches que huelen a chica fresita

pastv says:
jajaja por un momento pensé que con la vieja escuela te referías a "chiros"

Horacio Oliveira says:
bueno, bueno, también va por ahí cuando no se vende ni un cuadro en el mes jajaja

pastv says:
Lo siento se me fue el chiste cabron del día.
Aunque yo tampoco salgo de la chirez... ¿chirez es con Z? O será chirezitud, bueno como sea esa es la idea

Horacio Oliveira says:
jajaja, no sé loco, creo que es chireidad, jajaja.
Horacio Oliveira says:
no te estreses, no fue tan cabrón, fue agradable y gracioso

pastv says:
¿que vas a hacer por el San Valentín?
pastv says:
yo creo que voy a ver si en algún lado aún venden stickers de snoopy
pastv says:
me has dado una idea genial

Horacio Oliveira says:
hay un concierto de un pana mío que es trovadorcillo en la cato
Horacio Oliveira says:
¿¿cuál es la idea??

pastv says:
la de los stickers... jejeje

Horacio Oliveira says:
jajajaja
Horacio Oliveira says:
el día de san valentín (pendejo nombre) cumplo dieciocho meses con mi novia

pastv says:

upaaaaa
pastv says:
yo juraba que eran más

Horacio Oliveira says:
noup, son poquitos aún... vamos a ver que pasa luego jaja

pastv says:
si sn poquitos

Horacio Oliveira says:
en todo caso a ninguno de los dos nos gusta regalar nada que tenga que ver con un bebé desnudo con alas y lanzador de flachas

Horacio Oliveira says:
flechas

pastv says:
jajaja
pastv says:
los desnudos deberian ser otros

Horacio Oliveira says:
eso!
Horacio Oliveira says:
¿¿porqué no un día de san valentín así??
Horacio Oliveira says:
que promocionen el sexo valentinesco

pastv says:

si hay promos en los moteles.


Así la conversación siguió largo tiempo, pero la conversación tiene todo lo necesario para la reflexion. No queda más entonces que desearles un desnudo San Valentín y muchas cartas escritas a mano.
Disfruten de la pasión desmedida.
Saludos.

8 comentarios:

Ludovico dijo...

Muy cierto, y muy sabio. Se acabo el glampur y el respeto.

El Apestado dijo...

A ver mijitos, con mi apestosa y sabionda manera de decir las cosas recomiendo lo siguiente: diferenciar conceptos de habla, lengua y lenguaje. Así, talvez...

pastv dijo...

Hola:
buen Apestado
La cosa es que no queríamos ponernos finos ni filosóficos, porque el tema de fondo de la conversación, no es la lengua sino la manera de expresar ideas "romanticas-cursis" con algo de la vieja escuela. Nunca quiso ser un análisis del idioma en cualquiera de sus formas.
Ludo
Lo que más nos preocupa es haber perdido la capacidad de perder el tiempo haciendo cosas cursis para las musas... (La frase que acabo de escribir suena rarisima pero así se queda).

Saludos.

Nati Wolf dijo...

Sexo Valentinesco? jajaja XD
Es verdad, ya las costumbres se han perdido mucho y yo soy de las que aún prefiere escrbir cartas y enviarlas por vía aérea, aunque demore mucho más que un email, pero el sentimiento que genera recibir una carta desde tan lejos y que alguien se dedicara un tiempito para escribirte y todo a mano, es genial. No tengo palabras para eso.

Di dijo...

Todavía no pierdo el sentido del romantisismo (o de la cursilería), todavía me esfuerzo en dar los regalos más baratos de la historia pero que demuestren cuanto me importa el sujeto que recibe el regalo... Eso si cartas de amor nunca... Todavía me acuerdo de un par cartas llegadas amigos de las que todavía nos burlamos...

Botellita de Jerez dijo...

Las tarjetas plásticas, esquelas perfumadas, peluches de “enormes ojos tristes” y flores compradas con esfuerzo por el galán tenían (y siguen teniendo) el sabor de la victoria.

Nada se compara a las cartas escritas a mano, aunque creo que cuando se trata de comunicación, no es cuestión de escoger lo uno o lo otro, sino de sacarles el mayor provecho a los canales disponibles. Un e-mail o un mensajito al celular también pueden hacer lo suyo (siempre que el mensajito no sea "por cobrar" –como escuché a unas muchachas que conversaban en un baño–. No es pecado ser chiro, pero hay que mantener la dignidad).

pentapodologa dijo...

Yo todavia sigo haciendo los regalos para los novios de mis amigas....ellas quedan bien y yo quedo en paz!

Mashu dijo...

Disfruten de la pasión desmedida??? parece deseo de Sabina :-)

Paso por aqui, a los tiempo y revisando todo lo que me he perdido